La primavera y el verano son las estaciones favoritas de los españoles para celebrar cualquier evento; bodas, bautizos, comuniones... Y no es de extrañar. Cuando más se pueden lucir los vestidos y trajes es con el radiante sol de los meses cálidos (y sin el peligro de que la lluvia o el mal tiempo arruine la celebración).

 

El día que celebras un evento es muy especial; y lo haces rodeado de todos tus seres queridos, familia y amigos. Ellos se lo merecen todo, empezando por un banquete que esté a la altura y que quede en el recuerdo, para siempre. ¿Y qué es un banquete o celebración sin el mejor jamón ibérico?

 

Poner en la mesa, para ese día tan especial, jamón ibérico Marcial es la mejor apuesta para que un día tan importante en tu vida deje el mejor sabor de boca a tus invitados. Pero, cuidado, hay que hacerlo bien. La calidad del jamón es el aspecto más importante, pero no el único.

 

Para que nada enturbie la jornada es recomendable que sigas los siguientes consejos:

 

Asegúrate de contar con un cortador profesional.

A los productos delicatessen como el jamón ibérico Marcial hay que tratarlos con mimo. El grosor y la forma del corte es fundamental para que la textura y el sabor del jamón sea la ideal. Es por este motivo que para una fecha tan señalada sea conveniente contar con los servicios de un cortador profesional, cuyo arte y oficio extraiga del jamón todas sus propiedades.

 

Sirve el jamón ibérico en el momento oportuno.

Es posiblemente el consejo más sencillo de seguir. Una de las muchas grandezas del jamón ibérico es que cualquier momento es bueno para deleitarse con su sabor. Recomendamos que, el día que celebres tu evento, nada más cortar el jamón tus invitados lo consuman para saborear al máximo todas sus cualidades.

 

En el momento del cocktail, como entrante del menú o como tentempié durante el baile, el jamón ibérico Marcial siempre despertará una sonrisa entre tus invitados.

 

Una pieza de jamón ibérico Marcial cada 50 personas como entrante del menú ó 70 personas para cóctel.

Lógicamente, las piezas de jamón ibérico que necesitarás el día de la celebración del evento dependerán del número de invitados que asistan. De una forma aproximada, una pieza de jamón ibérico cada 50 invitados como entrante en el menú del evento puede ser suficiente y 70 personas para cocktail, aunque siendo un día tan importante en tu vida, es mejor pecar por exceso que por defecto. No te preocupes, no va a sobrar 😉.

 

Después de un año muy duro, por fin vuelve la temporada de eventos y podemos celebrarlo con todo su esplendor (con precaución y sensatez, eso sí). En el día en el que comienza la gran aventura de tu vida… ¡di sí quiero al mejor sabor ibérico!