Los cerdos ibéricos de Marcial se crían libres en “montanera”.

Genética, bellota y tiempo, no hay más secreto.

Magníficos ejemplares de raza ibérica que exhiben nobleza, fuerza, firmeza y valor. Animales criados en libertad, alimentándose de pasto y bellota (sistema conocido como “montanera”).

Son nuestros cerdos ibéricos. Señores de la dehesa que pacen a su aire ejercitando su preciada carne.

Genética, alimentación,  movimiento y tiempo obrando el milagro de sus características y sabrosas infiltraciones de grasa en los paquetes musculares.

Es el origen de una obra maestra que culmina en el plato.